viernes, 25 de julio de 2008

.........


Nunca tuve la oportunidad de demostrate todo el cariño que tengo, nunca te dije lo tanto que aprecie que siempres me hayas escuchado con atención y nunca pude decirte lo mucho que me emociono ver las lagrimas que bañaban tu rostro el día de mi matrimonio, se que llorabas por la alegria de ver ese momento y al mismo tiempo por la tristeza de no poder compartirlo con la persona que tanto amabas.

Como toda partida de alguien que amamos, la tuya nos tomo por sorpresa y sobre todo a mi que pense que ibas en franca mejoria, nunca voy a olvidar el como te empecinaste en ir a visitarme por mi cumpleaños a pesar de que no te sentias del todo bien, sigo sin entender por que nos dejaste.

Te llore mucho sabes, la incertidumbre de pensar en los luceros de luz que dejabas atras con tu partida y el hecho de no poder haberte visto una ultima vez antes que te vayas, me dolio demasiado y me sigue doliendo, todo fue tan repentino.
No veras a mi hijo crecer, no veras lo que hasta ahora he logrado y sobre todo no me veras más a los ojos, no me hablaras con cariño, ni me escucharas con atención y me jode el haberme dado cuenta de todo eso que hacias justo cuando te perdi.

Te pido perdon, debi visitarte más, debi decirte más cosas, debi haber luchado más por ti, debi haber estado más a tu lado.

Se que han pasado muchos años ya, desde que te fuiste, pero nunca es tarde para reconocer nuestros errores y expresar lo que sentimos, gracias por todo lo que me diste siempre estaras en mi memoria.


Susana Mina,
Presente